martes, 13 de junio de 2017

“PRD” un partido de trabajo y resultados


“Empate técnico” entre MORENA y PRD en Valle de Chalco.

Fernando Ruíz Razo, Presidente del Partido “PRD” en Valle de Chalco Solidaridad, Estado de México ante la presencia del Presidente Municipal, Arq. Ramón Montalvo Hernández, de delegados, líderes e integrantes de cabildo, dio a conocer en rueda de prensa los resultados de la contienda electoral, donde la junta distrital Número 27 enmarco a los institutos políticos de la localidad de la siguiente manera: 5603 votos – PAN; 26 474 votos – PRI; 36 511 votos – PRD; 910 votos – PT y 36 590 votos para MORENA; incrementando con ello, la participación en cada una de las secciones electorales de Valle de Chalco.

En este llamado, el alcalde Ramón Montalvo Hernández, reconoció la labor de todos los actores políticos de este municipio, que en el marco de la democracia demostraron, participación, respeto y trabajo dentro de los diferentes institutos ideológicos. Además, subrayo que la comparativa entre lo que fue la elección del 2015 y la del 2017, curiosamente el mismo porcentaje del padrón electoral fue el que salió a votar en este año, donde el 46 y 47 por ciento de votantes, según la lista nominal en Valle de Chalco, fueron los que sufragaron su voto, tanto en el 2015 como en el 2017, siendo este un mérito de reconocimiento a la ciudadanía de esta localidad por participar en estos actos democráticos.
En lo que respecta al resultado final de esta contienda electoral, Montalvo Hernández, destacó que después del recuento votos que se hizo ante la presencia de los diferentes representantes de partidos, la diferencia fue de tan solo 79 votos, determinando un “empate técnico” entre el Movimiento Regeneración Nacional y el Partido de la Revolución Democrática “PRD” en Valle de Chalco.
“El PRD dio muestra de trabajo y resultados, estoy contento con los resultados de esta elección del 2017”, puntualizó.

Algo más que palabras

Nuestra continuidad histórica a examen

Hoy más que nunca es fundamental conocer el porqué de tanta intolerancia, de la migración, de la violencia, de la falta de humanidad entre nosotros, lo que requiere el análisis de esta situación de bochorno que padecemos. Detrás de cada cruz, levantada los unos contra los otros y los otros contra los unos, se hallan realidades con una historia distintiva, con una cultura y unos ideales. De ahí la importancia del encuentro como miembros de una familia, que debe aprender a ayudarse desde la concordia y no desde el interés. Por supuesto, es indispensable el diálogo. El endiosamiento de algunos no cierra cicatrices, al contrario fomenta la barbarie y el descontento. La mano tendida es vital para poder hermanarnos con los que han sido privados de sus derechos esenciales, como asimismo para aumentar la acogida a los que huyen de situaciones dramáticas e inhumanas. Me da la sensación que, hasta este momento, nos hemos quedado en la antesala de las ideas, sin compromiso alguno para activar acciones de respuesta contundente ante contextos verdaderamente crueles. Por cierto, el gesto del proceso de entrega de armas en Colombia nos llena de esperanza. Veo que es una plegaría que nos une, pues si importante es rectificar, también es humanitario el que sabe compadecerse y decide utilizar otros lenguajes, deponiendo cualquier tipo de artefacto.

La justicia no se defiende a golpe de bombas, sino con la razón y la sintonía de un corazón puro. Bien es verdad que aún no hemos aprendido que con las guerras todos perdemos. Ojalá tomásemos conciencia de esto. Necesitamos evadirnos de cadenas, sentirnos libres y no atrapados en amargas decepciones. Por muy deplorable que sea la situación, tenemos que poner más vida interior en el mundo, para poder despertar en la conciencia colectiva de cada ser humano la inconfundible memoria de sus raíces, nuestra continuidad histórica, aunque tengamos que reinventar nuevos modos de vivir y pensar. El abecedario de la opresión lo hemos hecho tan nuestro que es una verdadera pesadilla para todos. Desde luego, es público y notorio que maltratamos a nuestros ascendientes. Tanto es así, que es un problema social mundial que afecta a la salud y a los derechos humanos de millones de progenitores en todo el mundo, siendo una contrariedad que merece la atención de la comunidad internacional. Posiblemente, por ello, la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución 66/127, haya designado el 15 de junio, como Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, para expresar su oposición a las injusticias y los sufrimientos infligidos a algunas de nuestras generaciones mayores.

Es de desear, por tanto, que el colectivo social valore plenamente a sus primogénitos y se auxilien de su sabiduría, porque la vida es la mejor cátedra para poder orientarnos. Francamente vivimos unos tiempos de vértigo, en los que convendría pararse a meditar sobre nuestro entorno, pues no es cuestión de resignarse a un destino más o menos escrito, sino para valorar plenamente lo que nos supone cohabitar y coexistir, en una sociedad cada día más encumbrada por ciertos dioses humanos, que suelen manejarnos a su antojo y capricho. No podemos quedarnos en el mero lamento. El mundo es de todos y de nadie. Todas las naciones del mundo en su coyuntura acordaron reconocer el inmenso daño que causa el cambio climático y la enorme oportunidad que representa la acción climática. Ahora no puede venir un nuevo presidente y retirarse del ansiado Acuerdo de París, máxime cuando es crucial que Estados Unidos siga siendo un líder en materia ambiental. El compromiso de nuestros antecesores cuando menos nos exige una valoración conjunta, pues el mundo lo formamos todos, un respeto y una consideración hacia algo tan significativo como lograr un crecimiento económico con bajas emisiones de carbono y capaz de crear empleos y mercados de calidad. Convencido de que la conciencia es una inspiración que nos lleva a reencontrarnos a la luz de las leyes morales, aún cabe la ilusión, que a pesar de tantos tropiezos, nos levantemos y reanudemos una vida más en común, más en familia. Sólo así tendremos asegurada nuestra continuidad como especie.
               
Ciertamente, nuestra secuencia humana ha de ser más poética que mundana. Los ancianos, gracias a su recorrido vivencial, están en condiciones de ofrecer a los jóvenes y menos jóvenes, consejos y enseñanzas preciosas. También los chavales, con su empuje e inocencia, nos ayudan a verles con ojos de responsabilidad para que crezcan y sean nuestra prolongación de amor y no de odio. Lo que cuenta de verdad es nuestro ejemplo, nuestra coherencia de vida, ya que no puede haber un descubrimiento, más intenso del alma de un colectivo social, que viendo la manera con la que trata a los niños. Lástima que, al presente, estos "angelitos" se utilicen de escudos en lugares de contiendas e inútiles batallas. Sea como fuere, ya sea por conflictos armados o por desastres naturales, las crisis humanitarias amenazan el futuro de multitud de criaturas, o sea, nuestra continuidad como linaje. Lo mismo sucede con las mujeres, y otras personas más frágiles, es de suma trascendencia oírles, escucharlas. Hay que evitar los errores del pasado. Por este motivo, es de sumo valor que no sólo se eduque a las nuevas generaciones en los contenidos. Hay que hacerlo en los valores, en el profundo sentido de exigencias y obligaciones en todas las manifestaciones de la vida y, por consiguiente, también en orden a la convivencia en familia, sabiendo que el respeto por los otros es la primera circunstancia para saber cohabitar. Está visto que uno tiene que considerarse a sí mismo para poder frenar los vicios, y luego, uno ha de inspirar una gran deferencia por su análogo, sea de la generación que sea y del culto a la cultura que encadene.

En ocasiones, nosotros mismos somos nuestro peor enemigo. Pensábamos que, con el cambio en materia tecnológica, todo estaría más interconectado, pero resulta que nos hemos quedado sin alma. Las desigualdades nos hacen ser caminantes sin corazón. Así no podemos fusionarnos, sentirnos bien, y por supuesto nada realizados, más infelices que nunca. Tampoco hemos aprendido que cualquier ataque es una locura, una manera de destruirnos. Quizás tengamos que reforestarnos como especie, y donde crezca el mal, injertar el más sublime verso de la conciliación reconciliada. Debiera ser normal reconocer nuestras particulares maldades, arrepentirse, entonar el verso de lo armónico y verter lágrimas convertidas en poesía. Por desgracia, nos hemos acostumbrado a endurecer nuestro corazón y a normalizar lo que es nuestra destrucción. Respetando la libertad y el sentir de cada morador, hay que recordar siempre que el planeta no es únicamente para unos privilegiados, sino para toda la humanidad, y que la situación de haber nacido en un lugar de menos recursos no justifica que esa persona sea menos humana que otra, y tenga menor dignidad. Ha llegado el instante de dejarnos a salvo, de no permitir atropello alguno a nadie, de ser una piña en humanidad, para poder gozar de una vida libre de salvajismo y abusos. No encuentro la manera de decirlo más claro, sino es en verso propio: "Cada ser con su ser para ser en los demás un respiro. Un respiro de árbol que anide sueños y anude el sosiego de las almas". Por ello, nuestra continuidad está asegurada, pues el espíritu es inmortal y la vida es un despertar con su noche. Precisamente, lo que tiene esencia se distingue de lo que no la tiene por el hecho de andar. No perdamos, en consecuencia, el paso de la sencillez, que dios no somos por más que nos lo creamos que somos.


Víctor Corcoba Herrero/ Escritor

miércoles, 7 de junio de 2017

México comprometido a proteger ecosistemas marinos


El día de hoy, durante un encuentro entre el Presidente Enrique Peña Nieto, Leonardo DiCaprio, Carlos Slim y altos funcionarios del gobierno en la Residencia Oficial de los Pinos, se firmó un Memorándum de Entendimiento (MOU, por sus siglas en inglés) por el cual se acordó adquirir mayores compromisos para proteger los ecosistemas marinos en el Golfo de California. Este esfuerzo es respaldado tanto por la Fundación Leonardo DiCaprio como por la Fundación Carlos Slim, instancias que apoyarán los esfuerzos del Gobierno mexicano para lograr los objetivos de conservación marina descritos en el Memorándum.

El Memorándum de Entendimiento representa una colaboración entre el Gobierno, Organizaciones No Gubernamentales y las comunidades locales que trabajan para asegurar la vitalidad de las aguas de la región, que han estado bajo creciente presión por la sobrepesca. Esta actividad ha resultado en impactos devastadores para la vida marina; por ejemplo, llevar a la Vaquita Marina al borde de la extinción. Actualmente existen menos de 30 marsopas nativas en el mundo.

El Memorándum de Entendimiento establece objetivos específicos que buscan detener la pesca ilegal y proteger la vida marina, incluyendo a las vaquitas que aún quedan:

Hacer permanente la prohibición del uso de redes de enmalle en todo el radio de la vaquita en el Alto Golfo de California,
Mejorar los esfuerzos para combatir el uso de redes ilegales e incrementar la persecución de la pesca ilegal y de la caza furtiva de la Totoaba,
Prohibir la pesca nocturna en el alto Golfo de California y en la Reserva de la Vaquita,
Implementar y restringir puntos de entrada y salida para la pesca en toda la región a través de inspectores certificados.
El Memorándum de Entendimiento también incluye el compromiso de trabajar con las comunidades locales en un plan para promover la adopción de prácticas de pesca más sustentables; acelerar el reemplazo de redes que no pongan en peligro a la Vaquita y a diversas especies de peces grandes; continuar con la evaluación de la viabilidad de proveer un santuario a las Vaquitas que quedan, y establecer un comité internacional de asesores expertos que haga aportaciones al contenido del Memorándum y que desarrolle un plan de acción para los próximos meses.

Estas acciones, delineadas en el Memorándum, complementan esfuerzos previos encabezados por el Gobierno mexicano durante la Administración del Presidente Peña Nieto, la cual ha mostrado una profunda voluntad para salvar la especie de la Vaquita.

“México entiende su responsabilidad como uno de los países con mayor diversidad” afirmó el Presidente Peña Nieto. “Por ello hemos implementado un esfuerzo histórico para evitar la extinción de una especie única en el mundo y también para proteger ecosistemas importantes como el Patrimonio de la Humanidad Revillagigedo.  México también entiende su vulnerabilidad a los efectos del cambio climático, y es por ello que nos comprometimos a cumplir los compromisos del Acuerdo de París y trabajar con otras naciones para hacer lo mismo. Nos complace mucho contar con el apoyo de la Fundación DiCaprio y de la Fundación Slim, ya que la suma de esfuerzos y el trabajo en equipo siempre traen mejores resultados”, señaló.

Trabajar de manera conjunta con gobiernos nacionales y comunidades locales para promover más acciones de conservación es un propósito clave de la Fundación Leonardo DiCaprio, que ha estado en comunicación constante con el Gobierno mexicano durante semanas, en un esfuerzo para obtener compromisos importantes.

“Ahora más que nunca, el mundo busca liderazgo en todos los niveles para atacar el cambio climático y los problemas de conservación ambiental”, afirmó el Sr. DiCaprio. “Es un honor trabajar con el Presidente Peña Nieto, quien ha sido líder en la conservación de ecosistemas para asegurar la viabilidad futura de la vida marina en el Golfo. Esta acción es un paso crítico para asegurar que el Golfo de California continúe siendo vibrante y productivo, especialmente para especies en peligro como la Vaquita. Mi fundación y yo esperamos con gusto continuar el trabajo con el Presidente Peña Nieto, nuestros socios de ONGs y las comunidades locales del Golfo para alcanzar el mayor progreso en estos importantes asuntos”.

La Fundación Leonardo DiCaprio y la Fundación Carlos Slim se han comprometido a apoyar la ejecución, investigación y la implementación de los objetivos del MOU.

“Los esfuerzos emprendidos por el Gobierno mexicano hacia el mantenimiento y la preservación del ambiente, así como el incansable trabajo de las universidades, las ONGs y las organizaciones filantrópicas, han sido muy significativos”, señaló Carlos Slim. “Hoy nos sumamos al Gobierno y a la Fundación Leonardo DiCaprio, junto con diversas ONGs, para lo que pudiera ser la última oportunidad de rescatar y preservar a la Vaquita marina. A pesar de los esfuerzos e inversiones vertidos para salvarla, su densidad ha declinado dramáticamente, tristemente, como víctimas de las redes de pesca ilegal”.

Este esfuerzo es respaldado por grupos locales e internacionales de conservación, incluyendo Pronatura Noroeste, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Sea Shepherd y la Fundación Marisla, que enfatizó que este modelo de cooperación es clave para lograr el éxito en asuntos críticos de conservación.

Gustavo D. Danemann, Director Ejecutivo de Pronatura Noroeste, un grupo sin fines de lucro en la región noroeste de México, manifestó su apoyo a estos nuevos compromisos, “Pronatura Noroeste está comprometido con seguir trabajando para salvar a la Vaquita en estrecha colaboración con el Gobierno mexicano, organizaciones y comunidades locales. Estamos alentados por este anuncio reciente que da señales de un renovado sentido de esperanza de que podemos revertir las cosas por la Vaquita.”

“La Vaquita enfrenta una extinción inminente a menos que se tomen acciones inmediatas y drásticas”, dijo Herbert M. Bedolfe, Director Ejecutivo de la Fundación Marisla. “Juntos estamos comprometidos con estas acciones y con la recuperación de la población de la Vaquita”.


“Este acuerdo es un paso significativo para salvar de la extinción a la vaquita. Requerirá de acción colectiva para proteger esta pieza única de herencia de México y asegurar un Golfo de California próspero para la fauna y para las comunidades por igual”, afirmó Jorge Rickards, Director de WWF-Mexico. “Prohibir el uso de redes de enmalle ofrece una salvación a la Vaquita. Sin embargo, nuestro trabajo no termina ahí. Esperamos asegurar la plena implementación de estos compromisos y el camino claro e inmediato para las comunidades pesqueras locales”.

lunes, 29 de mayo de 2017

Una lucha, dos naciones, cuatro esquinas


Ciudad de México.
Cuando hablamos del Japón tenemos distintas imágenes en el inconsciente colectivo, muchas de ellas se refieren a su cultura, a las artes marciales, al anime, a esas caricaturas que se transmiten por televisión, pero cuando hablamos de México visualizamos otro tipo de imágenes, los sombreros anchos, el mariachi, los tacos, el pozole. En la lucha libre no importa el país donde uno este, siempre se tendrá en mente, el cuadrilátero, las máscaras y los luchadores.

En el Librofest Metropolitano 2017, “Casa de libros abiertos” que se realiza en la UAM -Azcapotzalco se llevó a cabo la conferencia del Consejo Nacional de Lucha Libre donde participó el periodista y conocedor del tema Miguel Reducindo, el líder supremo de la piel amarilla, prácticamente el embajador del Japón en la lucha libre en México, Okumura, y “Soberano junior”, participante de “Buscando un ídolo” y recién egresado de la gira mundial de Japón.

“Para ambas naciones la lucha libre fue vertiente importante, desde sus inicios en 1933; a esa primera función del 21 de septiembre de ese mismo año, llegaron luchadores de distintas partes del mundo, desde entonces no han parado. Vienen luchadores de origen japonés a participar acá. El primer luchador japonés que se presentó se llamaba Okamura y hoy tenemos a Okumura, es algo muy curioso.

“La lucha libre viene formando una historia, un vínculo interesante entre las dos naciones y se fue solidificando, llegaron a tener alianzas y desde entonces se ha llevado un intercambio de talento como de conocimiento, como de estilos de la lucha libre mexicana, como de la japonesa. Luchadores jóvenes así como Soberano junior que llegará al Japón y dejar al público con la boca abierta por las evoluciones aprendidas y dejar tu sello en un cuadrilátero es impresionante”, menciona el periodista Miguel Reducindo.

“Llegue a México en mayo en el 2004, venía solamente por un año, me gustó y me quedé y hasta la fecha vivo acá. En Japón yo era un luchador conocido. En Japón la lucha libre es más calladita cuando uno está luchando, pero aquí en México la primera vez que luché fue en la Arena México, me sorprendí por la reacción del público muy diferente a la de los japoneses. En un luchador mexicano rudo se nota la intención, yo no entendía el idioma pero sabía perfectamente que me estaba insultando con groserías, los luchadores mexicanos son más apasionados y sus aficionados me encantan”, expresó el luchador Okumura recién operado por una fractura en el cuello.

Llegado de “Fantasticamanía” donde estuvo cumpliendo el sueño de cualquier joven que quiere ser luchador, ‘Soberano junior’, siendo uno de los luchadores con menos edad, regresa de su gira en Japón para entrar de lleno a los cuadriláteros en México. Y platica su experiencia por ese país: “Creo que uno de los sueños de ‘Soberano junior’ cuando estaba pequeño era luchar en la Arena México y como luchador dentro del Consejo Nacional de Lucha Libre era pisar Japón y más llegar a una empresa tan importante como New Japan Pro Wrestling y empezar con luchadores con experiencia, ver como luchan pues es impresionante.

“Cuando tu entras a luchar en un cuadrilátero en Japón pues toda la gente está callada, tú piensas ¿Qué estoy haciendo mal? ¿Por qué no gritan? No es como aquí que la gente participa, ya cuando empiezas a luchar y haces una buena llave pues te das cuenta que los japoneses se empiezan a animar, te dan más ganas de luchar, expresa el joven luchador ‘Soberano junior’.


Para concluir el periodista Miguel Reducindo comentó; “Agradecemos al Librofest por la invitación, por tomar en cuenta a este gran deporte que es la lucha libre, el estar aquí es muy importante para nosotros, a veces la lucha libre se le ve como el patito feo de los deportes pero la lucha libre aporta cultura como es en este caso con Japón, conocer otras costumbres y conocer otra vida. ¡Gracias Librofest por tomar en cuenta al Consejo Nacional de Lucha Libre”.